Volver
Volver

Una casa abierta al bienestar

CONSEJOS MILENARIOS Y ACTUALES QUE APUNTAN A RENOVAR LA ENERGÍA DE LA CASA Y A CREAR AMBIENTES AGRADABLES Y QUE AYUDEN A SENTIRSE MEJOR. LOS COLORES, ESENCIAS AROMÁTICAS Y TEXTURAS ADECUADAS PARA CADA LUGAR Y LA IMPORTANCIA DE UNA BUENA DISTRIBUCIÓN DEL ESPACIO. ADEMÁS, OBJETOS QUE ATRAEN LA BUENA SUERTE Y CON MENSAJES POSITIVOS.

Una deco bien pensada y con la incorporación de elementos justos y acertados puede generar una diferencia en la calidad de vida de los dueños de casa y, por supuesto, de sus invitados más frecuentes.
Así, un living armado con un mix entre recuerdos queridos y equipos high-tech, la cocina con zonas de trabajo despejadas o un estar rociado con una esencia aromática sutil brindarán las mejores condiciones para el bienestar y crearán sensaciones agradables y que, sin dudas, modificarán el estado de ánimo.
No importa el estilo ni el presupuesto destinado para el equipamiento. El secreto es aprovechar el efecto probado y comprobado que tienen los colores, las fragancias y ciertas texturas. Y, también, la distribución de los ambientes y la elección de adornos y objetos con muy buena prensa.

“Que el lugar donde estamos y pasamos la mayor parte de nuestra vida genera reacciones particulares, es algo reconocido desde la época antigua por distintas civilizaciones y teorías”, explica el especialista y consultor en Feng Shui Marcelo Viggiano, de Feng Shui Mundo.
Hay varios conceptos y sugerencias para tener en cuenta. De acuerdo a los fundamentos de la colorterapia, que estudia los beneficios de la aplicación de color, unas manos de pintura resultan renovadoras. El concepto es simple: “el color es una forma de energía que actúa a nivel físico, emocional y mental. El ojo recibe el estímulo y desencadena en la retina impulsos nerviosos. Algunos de éstos llegan al hipotálamo, donde se regulan funciones orgánicas básicas”, explica la doctora Gabriela Paz, médica especialista en terapias naturales y asesora científica de la línea Universo Garden Angels. Por ejemplo: el amarillo contrarresta ambientes oscuros. El naranja crea una sensación de calidez y bienvenida y favorece la comunicación. El azul facilita la calma y el blanco es el símbolo por excelencia de la pureza.
La combinación con esencias aromáticas, en sprays u hornillos, aporta lo suyo. Las opciones son infinitas ¿Cuáles tener a mano en momentos de crisis? La de rosa (estimula las relaciones y el amor) y de uva (genera alegría y paz).
La cantidad de elementos: otra clave. Según Simon Brown en el libro Wabi Sabi (así se conoce la filosofía que propone una forma de vida zen), “las habitaciones minimalistas son propicias para desarrollar la intuición”. Un tip extra: optar por muebles con texturas porosas y al natural. Ayudarán a aceptar los ciclos de la vida.
El cambio valdrá la pena. “Porque la casa es nuestro refugio y lugar en el mundo y cuidarla con amor la convertirá en un sitio único y especial”, finaliza Lili Callea, de la firma Gratitude.

Tips de Deco:

1.Los lugares despojados contribuyen a la serenidad
2.Aromatizadores con pachuli, para un sector de trabajo
3.Las esencias de ylang ylang y jengibre levantan el ánimo
4.Las plantas, buenos antídotos para reducir el estrés
5.Paredes en azul y rosa, para espacios de descanso
6.Objetos amarillos, propicios para un rincón oscuro

CLARÍN. SUPLEMENTO COUNTRIES. SÁBADO 13 DE OCTUBRE DE 2012
DECORACIÓN
Por Luciana Fava